¿Qué son las radiaciones y por qué pueden afectar tu salud?

La Tierra es radiactiva y las radiaciones no son ni malas ni totalmente perjudiciales. La vida en sí misma existe por el intercambio eléctrico entre el medio y los seres vivos. El conocimiento de su existencia y de cómo pueden afectarnos estos condicionantes es esencial para crear entornos saludables.

Para crear proyectos con una visión completa del diseño holístico y wellness, es necesario el equilibrio entre el ser vivo, el espacio habitado y el entorno.  Por ello, es importante tener en cuenta las influencias naturales (el impacto ambiental del lugar) y las influencias artificiales (el impacto generado por el hombre).

A propósito de dilucidar este tema, hemos creado un par de artículos que nos ayudarán a entender la importancia de las radiaciones para nuestra salud.

¿Qué son las radiaciones?

La radiación es una fuerza de la energía natural que nos rodea. Las radiaciones están por todos lados: a nuestro alrededor, dentro, fuera, debajo de nuestros pies y por encima del mundo en el que vivimos. Es una parte de nuestro mundo natural que ha estado aquí desde el nacimiento de nuestro planeta y universo. Cada ser vivo, siempre, ha estado y sigue estando expuesto a las radiaciones.

¿Quieres mejorar la productividad de tu oficina?

¡CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN!

¿Cómo se originan las radiaciones?

En general, hay dos grandes categorías de fuentes de radiación:

Radiaciones de fuentes naturales

La radiación de fondo natural, que incluye la radiación producida por el sol, los relámpagos, los radioisótopos primordiales o las explosiones de supernovas, etc. Pueden ser radiaciones cósmicas o terrestres.

 

El 80% de la dosis anual de radiación de fondo que recibe una persona procede de fuentes de radiación naturales, terrestres y cósmicas.

OMS

Radiación de fuentes artificiales

Las fuentes artificiales son aquellas producidas por el desarrollo tecnológico del ser humano. Incluyen usos médicos de la radiación, residuos de pruebas nucleares, usos industriales de la radiación, antenas de comunicación, sistemas eléctricos para la construcción de viviendas, el uso de dispositivos electromagnéticos. La dosis o el tiempo de exposición a estas radiaciones es lo que puede definirlo como una sustancia tóxica.

radiaciones espectro

El Espectro Electromagnético es un mundo que no podemos ver, ni oler, ni oír, pero que es fundamental para la vida en este planeta e impacta nuestro organismo. Dibujo de La NASA.

¿Son las radiaciones peligrosas para la salud?

Durante más de cien años se ha vivido bajo la creencia de que la electricidad y la radioactividad eran inocuas para el ser humano y el planeta. La única forma de conocer el impacto de todas estas influencias es hacer una medición ambiental del espacio que se habita o se quiere construir.

Cuando se usan correctamente, los campos electromagnéticos, mejoran en gran medida nuestra calidad de vida, salud y bienestar. Sin embargo, por encima de ciertos niveles, estos campos pueden ser nocivos para la salud y afectar al organismo humano de diferentes formas en función de la ecuación: frecuencia, intensidad, tiempo de exposición y la sensibilidad de cada persona. Esta condición multifactorial y multisistémica del entorno puede generar muchas reacciones, molestias o incluso enfermedades a los habitantes de casas, oficinas, hoteles, hospitales, tiendas y escuelas. La totalidad de las exposiciones ambientales que experimenta un ser vivo durante toda su vida se define como el “Exposoma”.

 

«La dosis diferencia un veneno de un remedio.”

Paracelso. Padre de la Toxicología, 1493 – 1541

Así que el primer paso hacia esta renovación vital para crear entornos saludables es la concepción holística de nuestra casa o lugar de trabajo. Un concepto de diseño avanzado en el que antes de empezar a trabajar con lo que vemos, se estudia y analiza lo que no vemos. De esta forma, se puede poder intervenir en las posibles influencias negativas del espacio que pueden afectar a la salud física, mental y emocional de las personas que lo habitan.

Diagnostica tu casa u oficina

¡CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN!

¿Por qué las radiaciones afectan al ser humano?

El ser humano considera los sentidos una puerta de acceso al mundo exterior. A través de ellos, explora el entorno y obtiene información sobre él para su supervivencia. El cuerpo humano está lleno de radares naturales o receptores sensoriales que detectan cualquier estímulo en el ambiente y lo envía al cerebro, traducido en una señal eléctrica. El ser humano es un ser bioeléctrico y como tal, conductor de electricidad. A través de las membranas celulares y de los fluidos corporales intra y extracelulares existen corrientes iónicas, especialmente en las células nerviosas y musculares, a las cuales está asociado su campo magnético.

Las radiaciones, tanto naturales como artificiales, afectan directamente porque llegan hasta las células. La célula es un resonador electromagnético capaz de recibir y emitir vibraciones de frecuencias elevadas, capacidad gracias a la cual, se generan los procesos metabólicos del organismo.

La ciencia ha confirmado recientemente que los humanos tenemos otro sentido, la magnetorecepción. Esto ha sido posible gracias a la investigación de la neurociencia, la geofísica y la neuroingeniería, tras detectar que las ondas cerebrales de las personas responden al campo geomagnético. Nuestra ascendencia animal sostiene que los sensores naturales del campo geomagnético también deberían estar presentes en los sentidos humanos y como no, tenerlos en cuenta en la arquitectura que habitamos.

Estados como el insomnio, el estrés, la fatiga, la ansiedad, la falta de energía, las alergias, enfermedades como la electrosensibilidad, el cáncer, e incluso la infertilidad son problemas de la sociedad que van en aumento. Estas enfermedades no sólo dependen de la forma de vida, sino también del ambiente que rodea a las personas. Se debe prestar mayor atención a los espacios donde se desarrollan actividades “vitales” como dormir, crear, relacionar, trabajar y descansar; y en donde se pasa el 90% del tiempo.

¿Cuáles son los tipos de radiaciones?

Según su frecuencia y energía, las radiaciones electromagnéticas pueden clasificarse en “ionizantes» y «no ionizantes». En este artículo, se hablará de las radiaciones “ionizantes” y en otro artículo, se desarrollarán las radiaciones “no ionizantes”.

Radiaciones Ionizantes:

Las radiaciones ionizantes corresponden a señales electromagnéticas de frecuencias extremadamente altas.  Los rayos Alfa, Beta, Gamma son radiaciones ionizantes que transmiten a los sistemas biológicos energía suficiente como para romper enlaces atómicos y dividir moléculas en iones, positivos y negativos. A este fenómeno se le conoce como «ionización», impacta a nivel atómico y con dosis crónicas pueden ser cancerígenos, dañando el ADN.

Gráfica de la Comisión Europea “European Atlas of Natural Radiation

Los rayos Alfa

Son partículas de carga positiva que no son capaces de atravesar una hoja de papel o la piel humana y se frenan en unos pocos centímetros de aire. Sin embargo, si un emisor de rayos alfa entra en el organismo puede ser muy nocivo. El contaminante por excelencia de este tipo de radiación es el radón. El radón es un gas tóxico que desprende la tierra en zonas graníticas o con compuestos de uranio, torio, terrenos arcillosos, e incluso los materiales de construcción con este tipo de composición física; pudiendo contaminar el aire y el agua. Supone el 50% de la radiación natural que un ser humano recibe al año.

Los rayos Beta

Son partículas con mucho más poder de penetración que las partículas alfa. Son electrones altamente energéticos que se liberan desde el interior de un núcleo. La partícula beta es, pues, el electrón que es expulsado del núcleo a gran velocidad. Pero solo penetran alrededor de un centímetro en la carne humana. Aunque las partículas beta tienen menos poder de ionización que las partículas alfa, son peligrosas y debe evitarse su contacto con el cuerpo.

Los rayos Gamma

Es una radiación que puede penetrar a través de edificios y cuerpos. Estos rayos G de alta frecuencia tienen suficiente energía para causar daños importantes al ADN dentro de las células. Los rayos Gamma pueden viajar a través de plomo delgado y hormigón grueso por muchos metros.

Estos rayos Gamma son los que desprende el cosmos y la tierra de forma vertical a través de fallas, vías de agua subterráneas y las retículas que se conocen como redes globales y que constituyen canales de circulación de la energía electromagnética (líneas Hartman, Curry, Benker y Peyré). Supone el 20% de la radiación natural que recibe el ser humano al año.

Radiación Ionizante: Alfa, Beta, Gamma, Neutrón. Imagen de IAEA.

Todo el mundo recibe continuamente rayos gamma emitidos por perturbaciones geológicas o los materiales radiactivos naturales existentes en la tierra. Los materiales de construcción, si son extraídos de la tierra, son también radiactivos, por lo que las personas están sometidas a las radiaciones ionizantes tanto al aire libre como en lugares cerrados. La cantidad de radiación recibida depende del tipo de las rocas que forman el suelo y de los materiales con que están construidos los edificios.

 

El conocimiento de cómo se comportan todas estas radiaciones nos ayudan a evitar estas fuentes ionizantes a la hora de crear entornos saludables. Esto lo podemos medir con diferente aparatología de ingeniería técnica y especializada.

¿Cómo pueden afectar las radiaciones ionizantes a la salud?

Los riesgos que las radiaciones ionizantes suponen para la salud humana son conocidos. Entre las fuentes de radiación ionizante de origen natural, el gas radón es con mucha diferencia la más importante hoy en día. Y según la ley europea EURATOM- 2013 es obligatorio medir la concentración de Radón en nuevas construcciones. Hablaremos más a fondo del Radón en otro artículo más especializado.

Las personas pueden estar expuestas a la radiación ionizante en casa o en espacios públicos, en el trabajo o en un entorno médico. Se sabe, que más allá de ciertos umbrales, la radiación puede afectar el funcionamiento de los órganos y tejidos. La probabilidad de que se produzcan daños es proporcional a la dosis de radiación, el tiempo de exposición, más la sensibilidad de cada persona. El riesgo es mayor para los niños, adolescentes y mujeres y personas enfermas, pues son mucho más sensibles a cualquier tipo de estrés ambiental.

Hay diferentes tipos de exposición a la radiación: por inhalación, ingestión, exposición interna o externa. El aire, el agua, la luz, la tierra y la comida que depende de la localización geográfica, son clave para vivir en un entorno más o menos contaminado.

 

 

 

Mapa Geocientífico de la Península Ibérica, Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

 

 

Queremos dar herramientas y crear estrategias de prevención para que expongas tu salud, la de tu familia, clientes o trabajadores lo menos posible a este tipo de agentes físicos que pueden causar síntomas de malestar a corto, medio, largo plazo.

¿Cuál es el papel de Evalore?

Nuestro objetivo es, primero, exponer toda esta información de forma clara y ordenada, ya que es difícil acceder o comprender cómo puede relacionarse la salud al entorno construido. Segundo, podemos proponerte estrategias eficaces para diseñar espacios que minimicen la exposición a este tipo de radiaciones electromagnéticas de toda la población y el medio ambiente. La clave es medir el espacio y su entorno antes de tomar ninguna decisión arquitectónica o de diseño, y en esto podemos ayudarte.

En Evalore somos pioneros en España en el desarrollo de procesos de consultoría medioambiental para el sector real estate y oficinas. A menudo nuestros proyectos se enmarcan en el contexto de certificaciones ambientales internacionales como LEED, BREEAM, WELL o Pasivhaus. El resultado es un proyecto optimizado, tanto en rendimiento ambiental como en coste.

¿Quieres hacer un estudio de radiaciones en tu casa u oficina?

¡CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN!

 


 

 

Marta Ribas, Diseñadora y Consultora de Salud y Bienestar en Espacios Interiores

Fundadora de lacasamarta.com y colaboradora de Espacios Evalore SLP

 

 

You may also like

Leave a comment