¿Qué efectos producen las radiaciones de fuentes artificiales en tu salud?

Como se mencionó en otro de nuestros artículos, durante más de cien años se ha vivido bajo la creencia de que las radiaciones producidas por los aparatos eléctricos eran inocuas para el ser humano y el planeta. La única forma de conocer el impacto de todas estas influencias es hacer una medición ambiental del espacio que se habita o se quiere construir.

En esta segunda parte, se desarrollará con mayor detenimiento las radiaciones de fuentes artificiales junto con una serie de recomendaciones para reducir la radiación electromagnética en los espacios habitados.

radiaciones

 

¿Cómo pueden afectar las radiaciones de fuentes artificiales a la salud?

Se sabe que hay radiaciones ionizantes (fuentes naturales) y no ionizantes (fuentes artificiales). Las primeras, y sus efectos, se desarrollaron en un artículo previo.

La denominación de radiaciones no ionizantes (RNI) se aplica a la porción del espectro electromagnético que posee energías de fotón demasiado débiles para romper las uniones atómicas. Incluso las RNI de alta intensidad son incapaces de provocar ionización en sistemas biológicos.

En el espectro de radiaciones de fuentes artificiales se incluyen: la radiación ultravioleta (UV), la luz visible – solar, la radiación infrarroja (IR), las radiofrecuencias (RF) y microondas (MW), los campos de frecuencias bajas (LF), y los campos eléctricos y magnéticos estáticos.

Se sabe que las comunicaciones inalámbricas son parte de la vida cotidiana en la sociedad actual. Todos los sistemas de radiocomunicación utilizan campos electromagnéticos (CEM) en la parte de radiofrecuencia (RF) del espectro electromagnético. Debido a que el ser humano es un ser bioeléctrico y conductor (70% agua), se carga de tensión eléctrica.

 

«La proliferación de redes inalámbricas está alterando la bilogía de las personas»

Dr. Ceferino Maestú. Investigador del laboratorio de Bioelectromagnetismo del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid

El Síndrome del Edificio enfermo

Reaccionar a los cambios en el ambiente es algo normal en la vida. Los efectos de la exposición externa a CEM en el cuerpo humano y células dependen principalmente de la frecuencia, de la intensidad y del tiempo de exposición. Sin embargo, el cuerpo podría no tener mecanismos de compensación adecuados para mitigar todos los cambios eléctricos o fuerzas ambientales de su entorno. La exposición ambiental prolongada, aún si fuera pequeña, puede constituir un riesgo para la salud si desencadena estrés en el cuerpo.

El organismo registra todo este tipo de radiaciones como micro-estrés. Asimismo, hay que tener en cuenta que cada tóxico ambiental puede tener efectos sinérgicos con otros, de modo que se potencian cuando actúan en conjunto sobre los seres humanos. Ante una misma exposición tóxica, las personas pueden padecer efectos diferentes, siendo la edad y el género además un factor de riesgo.

Es por esto que la OMS reportó el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) en 1982 para definir “el conjunto de molestias ocasionadas por la mala ventilación, la descompensación térmica, las cargas electromagnéticas, las partículas y vapores de origen químico en suspensión que circulan por el edificio en el que vivimos o trabajamos”.

 

¿Quieres diagnosticar y medir la productividad de tu oficina?

¡CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN!

 

¿Cuáles son los efectos de una exposición crónica a las radiaciones?

Las exposiciones crónicas a las radiaciones pueden provocar efectos adversos en la salud como:

  • Perturbar la homeostasis
  • Impedir la reparación del ADN dañado
  • Provocar desequilibrio del sistema inmunitario
  • Provocar disrupción endocrina
  • Tener menor resiliencia a la enfermedad por diferentes vías

La radiación en las casas no para de crecerPero la industria va muy por delante de la investigación.

Por ejemplo el Parlamento Europeo en 2011 publicó una referencia sobre los «Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente»En este documento, se habla sobre el riesgo potencial para la salud de los teléfonos inalámbricos DECT, los interfonos para la vigilancia de bebés y otros aparatos domésticos que emiten continuamente microondas pulsadas. Recomiendan el uso de teléfonos con cable. Promueven campañas dirigidas a maestros, padres y niños para advertirles de los riesgos específicos del uso precoz, indiscriminado y prolongado de dispositivos que emiten microondas, como los teléfonos móviles.

Relación de los bloques y áreas temáticas del Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente de España 2022-2026.

 

¿Qué medidas se toman en España?

Gozar de un medioambiente saludable es un factor crucial para un mejor estado de salud. El abordaje de este asunto es de vital importancia. Por ello, el Gobierno de España ha presentado el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente 2022-2026. Un Plan que se dirige tanto a la ciudadanía como a profesionales, y que tiene el objetivo de abordar los riesgos para la salud derivados de los factores ambientales y sus condicionantes.

Este plan permite a España avanzar y trabajar en consonancia con los compromisos adquiridos con las iniciativas internacionales de la Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), respondiendo así a la necesidad de dotar a la sociedad de una herramienta de gestión adecuada para afrontar los grandes desafíos ambientales de nuestro tiempo, con un enfoque One Health.

¿Cuáles son las recomendaciones para reducir la exposición a las radiaciones dentro de espacios construidos?

La polución electromagnética también está en paredes, techos y espacios abiertos. Basta con que haya señales radioeléctricas alrededor para que se genere esa contaminación.

 

Cada vez que enciendes el televisor, te conectas a internet o hablas por teléfono, las ondas eléctricas y magnéticas de esos aparatos generan una niebla electromagnética que no puedes ver, ni oler, ni oír… son invisibles, pero te rodean y tu cuerpo siente inevitablemente.

La NASA

 

Algunas sugerencias que recomendamos para reducir estas cargas dentro de los espacios que habitas, especialmente en dónde realizas actividades vitales de larga duración como dormir y trabajar, son:

Concentración de radiación de fuente artificial (no ionizante) en una vivienda. Imagen autor anónimo

  • Medir la radiactividad natural del terreno o localización de casa y oficina.
  • Medir la radiación de posibles fuentes artificiales de tu espacio ambiental.
  • Asegurar una correcta instalación a la toma a tierra.
  • Usar conexión a internet por cable LAN.
  • Apagar el wifi por la noche o cuando no sea necesario tenerlo activo.
  • Poner los dispositivos en «modo avión» por la noche.
  • Desenchufar los aparatos eléctricos de la corriente alterna cerca de la cama cuando duermes.
  • Evitar aparatos electromagnéticos en el espacio colindante a tu cabezal de cama (nevera, oficina, TV, router, etc…).
  • Conectar tus dispositivos con cableado específico de toma a tierra.
  • No usar aparatos eléctricos durante mucho tiempo cerca del cuerpo
  • Limitar las llamadas telefónicas a las que son necesarias, y restringir el tiempo de exposición. Utilizar un kit de manos libres y mantener el teléfono a más de 20/30cm lejos del cuerpo con el fin de limitar el impacto de la radiación.
  • Utilizar el teléfono sólo en las condiciones de recepción óptima: no usarlo en un espacio cerrado, como en un ascensor, sótano, estación de metro, o lugares con poca cobertura.
  • No utilizar el teléfono mientras esté en un vehículo en movimiento, incluyendo el tren, autobús, o coche; ya que su antena estará constantemente buscando la conexión máxima, y la señal entrante y saliente se intensifica. Además los vehículos metálicos hacen de caja Faraday y la radiación rebota en su interior.
  • No colocar dispositivos o el portátil encima de tu regazo
  • Utilizar un ratón y teclado con cable
  • Evitar que menores de 15 años utilicen el teléfono móvil, ya que están en época de crecimiento.
  • Vivir en un entorno natural, o rodeado de plantas ayuda a rebajar la electroestática del lugar.
  • Desconectar los datos móviles cuando tengas el móvil cerca, en la mesa o en el bolso. Sólo conectar los datos cuando sea necesario mandar o recibir mensajes. Sin los datos móviles sigues recibiendo llamadas.
  • Revisar la electricidad sucia o  electrosmog  en el sistema eléctrico, que crean los electrodomésticos en la red eléctrica.
  • Vestir con fibras naturales y materiales bioconductores. Los materiales sintéticos crean más electroestática.
  • Realizar un diagnóstico de tu espacio vital; casa y oficina, para descartar posibles fuentes de radiación y campos electromagnéticos desfavorables para tu salud, la de tu familia y equipo de trabajo.

El principio es que todas las dosis deben mantenerse tan bajas como sean razonablemente posible. Esta declaración se conoce como el principio ALARA «tan bajo como sea razonablemente posible».

No se puede olvidar que formamos parte de la naturaleza y que sin ella no podemos sobrevivir. Las radiaciones electromagnéticas nos cargan positivamente el cuerpo, creando estrés al organismo, calentamiento de los tejidos e inflamación posterior de los sistemas. Entrar en contacto con la naturaleza ayuda a disipar este estrés de forma orgánica.

 

Es importante saber también qué nos equilibra y nos mantiene la salud. Encontrar fuentes de cargas o iones negativos como los que libera la naturaleza; andar descalzo en la tierra, ya sea en la montaña o la playa, el agua, las plantas, los árboles y tantos otros

¿Cuál es el papel de Evalore?

Nuestro objetivo es, primero, exponer toda esta información de forma clara y ordenada, ya que es difícil acceder o comprender cómo puede relacionarse la salud al entorno construido. Luego, podemos proponer estrategias eficaces para diseñar espacios que minimicen la exposición a este tipo de radiaciones electromagnéticas de toda la población y el medio ambiente.

Antes de empezar a plantear un espacio, diseñar y crear un entorno artificial o construido, es necesario hacer un diagnóstico. De esta forma, valoramos la naturaleza del lugar y rastreamos cualquier factor natural, artificial o humano que pueda influenciar o estresar al ser vivo.

En Evalore somos pioneros en España en el desarrollo de procesos de consultoría medioambiental para el sector real estate y oficinas. A menudo nuestros proyectos se enmarcan en el contexto de certificaciones ambientales internacionales como LEED, BREEAM, WELL o Pasivhaus. El resultado es un proyecto optimizado, tanto en rendimiento ambiental como en coste.

¿Quieres hacer un estudio de radiaciones en tu casa u oficina?

¡CONTÁCTANOS PARA MÁS INFORMACIÓN!

 


 

 

Marta Ribas, Diseñadora y Consultora de Salud y Bienestar en Espacios Interiores

Fundadora de lacasamarta.com y colaboradora de Espacios Evalore SLP

 

 

You may also like

Leave a comment